La rosácea es una enfermedad crónica que afecta a los anejos de la piel, en este caso a los folículos pilosos y a las glándulas sebáceas. La nariz es una de las zonas mas afectadas por la rosacea y se muestra con un aspecto irregular y rosado o enrojecido.

A veces se le llama cuperosis o acné rosácea ya que cursa con pústulas como el acné.
Es un tipo de dermatosis crónica de la cara de personas de mediana edad y ancianas. Se caracterizadas por tener componentes vascuales y telangiectsias con pústulas y a veces con un crecimiento irregular de los tejidos blandos de la nariz. En el caso de los hombres es mucho más frecuente y además es un tipo de enfermedad que se da en los fototipos I y II y en pieles sensibles.

La predisposición genética  es un motivo culpable pero es a partir de aquí donde van a actuar el resto de factores. Todas las enfermedades de la piel se ven afectados por el estrés, por lo que los trastornos psicológicos afectan al desarrollo de la rosácea. Cuando hay factores estresantes se produce una vasodilatación, un mayor enrojecimiento y una exacerbación de la enfermedad.

Otro amigo ya conocido en este blog, la bacteria demodex foliculum, es también culpable en el desarrollo de este problema. El demodex no es un parásito patógeno porque forma parte de nuestra biología cutánea pero el problema se produce cuando hay un exceso del parásito que coloniza la zona T o zonas que tienen más folículos pilosebáceos que se ven alterados. La clave está en controlar la proliferación de esta bacteria.

Hablando de bacterias otra recientemente conocida en poder afectar la aparición de la rosácea es el helicobacter pylori ya que produce radicales libres y podría tener cierta intervención en la aparición de la rosácea, aunque es cierto que no está del todo demostrado.

A veces los fármacos pueden desencadenar o agravar el desarrollo de la rosácea. Por ejemplo algunos medicamentos para la tensión o los corticoides. También las bebidas alcohólicas, las emociones intensas, el frío, el calor o los rayos UV y en general cualquier cosa que desestabilice el ecosistema de la piel. Ese ecosistema que tan importante es mantener en buenas condiciones pero del que nunca nos acordamos.

En nuestro salón estamos teniendo muy buenos resultados en el control de esta enfermedad con las versiones ph de BDR. 

La rosácea no es el único problema en el que puede desencadenar el no cuidado adecuado de la piel. La psoriasis o las dermatitis son otras grandes enfermedades cutáneas que cada día son más numerosas.

Algo estaremos haciendo mal, ¿ no os parece?

Saluditoos!

Abrir chat