Hace tiempo que tenía pendiente elaborar un post hablando sobre las rutinas de limpieza de la piel. La base para tener una piel sana es la limpieza. Es imposible obtener buenos resultados cosméticos, aunque la crema sea un 10 y valga 10.000 euros si no se tiene una buena higiene en la piel.

Cuando por la puerta del salón aparece una novia preguntándome por los protocolos y bonos para las bodas, lo primero que les hago saber es que, me niego a comprometerme con ellas para el día de su boda si ellas no se comprometen conmigo y se cuidan la piel para el evento.
Para ello les ofrezco tres bonos posibles adaptados al todos los bolsillos con al menos 3 tratamientos de higiene e hidratación cada uno.

Existe la idea equivocada de que si no nos maquillamos no hace falta limpiarse la piel. ¡FALSO!
La piel hay que limpiarla a diario por la mañana y por la noche. Especialmente por la noche.
Aunque no nos maquillemos, durante el día, la piel se va ensuciando de la polución, polvo, grasa y otros agentes externos con los que convivimos cada día. Si nos vamos a la cama con toda esa suciedad los poros empiezan a entaponarse, la piel se engrosa, se apaga, se arruga, se asfixia…

En el salón me gusta explicar la existencia de una bacteria que tenemos en la piel llamada DEMODEX y que convive con nosotros. Es un pequeño animalillo que puede ayudarnos o puede perjudicarnos si no cuidamos la piel. Como otras muchas bacterias que tenemos en el cuerpo, el demodex, es necesario en la piel pero si no lo tenemos controlado puede darnos sustos.

Esta bacteria duerme durante el día en los poros de la piel con la cabeza abajo. En las imagenes inferiores se puede ver un folículo piloso y la cola del demodex a su arrededor. Aquí la bacteria está en reposo.

Pero durante la noche, la bacteria sale a pasear por la piel alimentándose de células muertas y grasa. Aunque esto es bueno, si la piel está sucia obtenemos un efecto contrario.
El demodex tiene aparato digestivo pero no tiene aparato excretor, por lo que, cuanto más coma más grande va a ser su colita hasta que llega un momento en que el explota y muere dando problemas en la piel.
La rosácea y algunos tipos de acné pueden ser algunos problemas causados por demodex.

Siempre me ha llamado la atención que la gente me diga que en invierno no se pintan las uñas para dejar que respiren, que no lo hacen, y sin embargo pasen de la piel que si lo hace.
La piel es un órgano y debemos cuidarlo.

Como ya he dicho aunque no nos maquillemos debemos limpiar la piel a diario, pero si además nos maquillamos hay que ser aún mas escrupulosas con este paso primordial.
Para ello recomiendo la técnica del doble desmaquillado o doble limpieza.

Las orientales, que para mí son expertas en el cuidado de la piel, especialmente son muy cuidadosas con la limpieza y elaboran cuatro pasos de limpieza antes de aplicar cualquier otro cosmético de cuidado.
Personalmente ni yo utilizo tantos pero si hago dos pasos y un tercero exfoliante que también hace las veces de limpiador.

En primer lugar utilizo el Óleo Desmaquillante de la línea ESSENTIELLE de Atache. Es un aceite suave formulado a base de aceites naturales como el girasol, aceite de zanahorias y germen de trigo que en contacto con el agua se convierte en una emulsión que desmaquilla perfectamente todos los tipos de maquillaje incluidos los resistentes al agua.

Como segundo paso uso la Espuma Limpiadora de BIODROGA. Reconozco que me gustan más las texturas en espuma o gel como paso final del desmaquillado. Tengo la sensación de piel más fresca. También uso el gel limpiador de la línea ESSENTIELLE de Atache si no tengo espuma. Este gel se puede emulsionar con agua y se convierte en una rica mousse.

Tanto la espuma como el gel son limpiadores altamente eficaces y eliminan el exceso de grasa, impurezas y contaminantes dejando la piel limpia y mate.

Mi tercer y último paso antes de ponerme cualquier tratamiento de cuidado es el magnifico Re action de BDR. Es un tónico diario formulado con muchos activos tales como el ácido salicílico y láctico entre otros que produce en la piel una suave exfoliación diaria, dejando la piel limpia, sin células muertas, oxigenada y dejando el paso limpio para que puedan penetrar los activos de los cuidados posteriores. Sin duda es uno de mis productos 10!.

Aunque seamos perezosos cuidando la piel, recomiendo por encima de todo adquirir una rutina diaria para limpiar la piel. Como cuando nos limpiamos los dientes. La piel lo agradecerá de por vida.

Saluditoos!!!!