Durante el embarazo, las mujeres pasan por cambios metabólicos brutales que de no ser cuidados adecuadamente dejaran secuelas de por vida en la madre.

Los cambios hormonales son muy heavys y hacen estragos en los cuerpos que estéticamente pueden verse muy afectados y que muchas lamentan. Manchas en la piel, varices y arañas vasculares, estrías, y otros muchos problemas en la piel que vienen para quedarse.

Las embarazadas son un sector a veces olvidado, por ello propongo un programa exclusivo para ellas.
Cuidados específicos de la piel, masaje de piernas y ponemos a nuestro Personal Trainer a tu disposición para que te recomiende ejercicios que ayuden a tu cuerpo a mantenerse en forma y estés más ágil y activa de cara al parto.

La alimentación es super importante, por supuesto. Bien lo sabemos nosotras que los ginecólogos te ponen la cabeza como un bombo aunque no estés embarazada para que te mantengas en un peso y no engordes. Pero a veces no es tarea fácil y la vida tan activa que llevamos nos pasa factura.

La zona de la barriguita es la más importante por la transformación a la que es sometida. La piel debe estirarse al mil por cierto y si no está elástica y super hidratada se romperá y saldrán estrías que lamentablemente no se irán. Recomendamos un truco del almendruco viejo pero eficaz y es mezclar aceite de almendras dulces con una crema corporal hiper grasa y aplicar el ungüento 4-5 veces al día masajeandolo para que penetre. 
Es importante perder tiempo en masajear la mezcla en la zona porque si no se le ayuda a penetrar no será efectiva.

Por las noches échale morro y dile a tu respectivo que te de un masaje en los pies para activar la circulación. Ten en cuenta que a medida que cojas peso, la circulación tanto linfática como sanguínea, se va estancando y es de suma importancia que ayudes al retorno para evitar problemas circulatorios y las antiestéticas varices y arañas vasculares. Estira los deditos, bombea el centro para que la circulación fluya, haz rotaciones para que los tobillos se desentumezcan.
Además claro está, de que te vas a sentir mucho mejor.

Y cuando tengas al retoño en tus manos practicale a él también masajitos antes de acostarle para que se relaje y duerma mejor. Coloca al niño boca arriba sobre una superficie estable y cómoda. Con el mismo aceite vegetal de almendras dulces o similares hazle masajitos rotatorios en el sentido de las aguas del reloj sobre el abdomen. También puedes hacerle con los pulgares masajes rotatorios suaves en la zona de los ojos pero evita tocarle la cara. En los pies les ayuda masajear la planta. Es super fácil y puedes encontrar muchas guías para ayudar a evitar sus cólicos y demás problemas de gases.

¡Así que, si estás embarazada y quieres mimos pasa a verme o escríbeme y te enseño mi programa!
Saluditoos!

Abrir chat