Los radicales libres son moléculas inestables y muy REactivas. Éstas moléculas son átomos que cuentan con electrón a la deriva o que va por libre desestabilizando las moléculas de alrededor y haciendo que aparezcan nuevos radicales.

Los radicales se liberan de manera natural cuando las células metabolizan los alimentos para producir energía. pero también pueden producirse desde el exterior cuando por ejemplo sometemos a la piel a las exposiciones solares, ambientes contaminados, el humo del tabaco, el alcohol, productos químicos utilizados en ganadería y agricultura, medicamentos, dietas ricas en grasas saturadas…

Los átomos afectados intentan, como es natural, volver a estabilizarse y le roban el electrón que les falta en orden, a otro átomo desencadenando una reacción que daña las células y produce envejecimiento y muchas enfermedades.

Para neutralizar a las moléculas radicales es necesario aportar antioxidantes a nuestro cuerpo y la alimentación y los hábitos de vida van a ser cruciales para esto. En nuestro sector, el querer parecer o ser más joven es el lema diario de todo salón de belleza. Por eso hemos de entender que es necesario tener un gran equilibrio de todo esto, no sólo con la aplicación de cosméticos adecuados si no también con el estilo de vida. La acumulación de radicales libres en las membranas epiteliales, provoca que nutrir la piel cada vez sea mucho más difícil y toda la estructura se vea afectada.

                                                       

Cuando aportamos antioxidantes a nuestra organismo, se liberan en el torrente sanguíneo electrones que son captados por los radicales libres haciendo que se establezca el orden. 

Pero… ¿dónde podemos encontrar esos antioxidantes?. Además de en los cosméticos de gran calidad, una buena pista va a ser consumir aquellos alimentos que tengan mucho color. Berenjenas, remolachas, fresas, naranjas…
El verano es una buena época para el consumo de batidos naturales o smoothies y existen un montón de recetas e ideas para elaborarlos.

El té verde o la espirulina son grandes benefactores para la salud y ricos en antioxidantes. ¡Creo que son dos alimentos TOP!
La espirulina es un alga microscópica en forma de espiral que contiene clorofila y ofrece proteínas más digeribles que la carne de vacuno y contiene muchísimos elementos nutritivos como vitaminas, minerales, ácidos grasos…

El té verde es otro grande rico en muchísimos tipos de antioxidante. Entre ellos y muy importante el epigalocatequin galate (ECGC) ligado contra el cáncer, enfermedades cardiovasculares o virus.



Como nuestro Entrenador Personal nos recomienda, es importante tener una alimentación lo más sana posible y equilibrada. Pero también podemos ayudarnos de complementos alimenticios.
En nuestra tienda online puedes encontrar Nutricosméticos Aróms Natur que te ayudarán a cuidarte. Si tienes dudas con cuáles usar, recuerda que podemos ayudarte.

Saluditoos!

Abrir chat