El pasado 1 de Octubre, se celebró en el auditorio del Ayuntamiento de Logroño el primer certamen de culturismo y fitness de la zona norte de España. Como ya sabéis nuestro «Trainer» Jorge Hernández Acha se presentó en esta competición quedando en un puesto bastante relevante.

Durante este año, Jorge ha ido contando en su cuenta oficial de Instagram (@coke771), cada etapa que ha sucedido desde que decidió presentarse a esta competición como reto de autosuperación. Él defiende que desde muy joven, siempre le ha gustado la competición y el competir, siempre le ha gustado marcarse retos y objetivos y la gran satisfacción de llegar a ellos.

Así que, en una de esas que fue al gym a entrenarse, se «picó» con unos amigos y decidió apuntarse a la disciplina de «Mens Physique». Pero, ¿Qué diferencia existe entre la disciplina «Mens Physique» y el Culturismo?

«El culturismo son cuerpos grandes que compiten con un slip y siguen una coreografía mientras que los Mens Physique nos centramos en tener un cuerpo bonito estéticamente hablando y competimos en bañador con una serie de posturas concretas.»

Jorge tiene el privilegio de tener un cuerpo bonito y esbelto que ha ido trabajando exclusivamente para el evento. Para conseguirlo ha tenido que llevar una rigurosa y disciplinada dieta respetando cada etapa por la que tenía que pasar.

 «Antes de empezar estaba en unos 71 kg, más o menos, con poca grasa, pero muy delgado, debido a mi genética y a que no paro ni un momento. Para ganar masa muscular, tiene que haber una «periodo de volumen» con un superávit calórico con el que llegué a pesar 83 kg. En éste periodo también se gana grasa, agua, líquidos, etc. que posteriormente eliminaremos en el “Periodo de definición” en cual volví a pesar unos 73 kg.



Una fluctuación de peso bastante drástica entre un período y otro pero el Trainer describe como la etapa más dura, las últimas semanas previas a la competición por la gran disciplina que requiere combinar el entrenamiento con la dieta y además con la vida laboral y familiar.

«En el periodo de definición pasamos a tener sólo una comida libre a la semana, y se hace algo más complicado. He de reconocer, que aunque esas semanas son las que peor se pasan, es la que más disfrutas, porque se va acercando. Los cambios que se van produciendo en tu cuerpo son evidentes y cada día ves más cerca la tarima.»  


Aunque ha sido una dura experiencia, le ha servido para darse cuenta de la capacidad de lucha y sacrificio que una persona puede tener y del cual él mismo se siente orgulloso. Lejos de ganar o perder, el paso por la competición le ha supuesto un antes y un después. Y con ello la fijación de una nueva meta, el próximo campeonato en Mayo de 2017.

«Mereció muchísimo la pena la competición, la disfruté como un niño. Ver a todos los amigos que vinieron a verme, novia, familia, pendientes de ti, la cara de ilusión de tus padres, mostrar todo el trabajo realizado… Ya estoy con la preparación 2017 porque en Mayo me vuelvo a presentar para lograr entrar en el Top 6, ¡estáis todos invitados!»

Pues vamos a seguirte y apoyando como siempre. Así que esperamos que nos vayas contando, como hasta ahora todas tus progresiones.

¡MUCHA SUERTE TRAINER!