Exfoliar la piel del cuerpo debería ser una acción semanal de autocuidado. En muchos casos, las personas a las que les gusta cuidarse cumplen con la recomendación de realizarla una vez al mes.

Pero sin duda, exfoliarse la piel del cuerpo es un placer sinónimo de SPAs en épocas de vacaciones.
Los profesionales invitamos a disfrutar de este servicio al menos cada cambio estacional. Como novedad este año hemos incluido en nuestra carta, una nueva exfoliación con sal rosa del Himalaya para eliminar las células muertas afinando la piel del cuerpo y dejándola más suave y lisa.

Las sales tienen propiedades beneficiosas para la piel, más allá de la propia suavidad mecánica por la abrasión de los granos de sal contra la piel. Mezclamos las sales con aceites vegetales y esenciales específicas para cada tipo de piel, acompañado de un ambiente de música y aromaterapia altamente relajante. Pero si aún te parece poco, el tratamiento se puede complementar, con más pasos a gusto del cliente.

Como opción, se ofrece la mascarilla corporal de miel y cashmere que hidrata y nutre en profundidad durante horas, dejando pigmentos brillantes en la piel. Esto hace que sea un tratamiento ideal para bodas y eventos donde lucir la piel del cuerpo.

El broche final lo pondrá el masaje corporal relajante, con opciones de escoger la recién llegada maniobra Ayus-Lomi, haciendo de este tratamiento un servicio de super lujo.
Pero si lo prefieres, puedes terminar con un masaje más acentuado en la espalda o uno específico para piernas cansadas.

Este peeling es apto para todo el mundo, incluido las embarazadas. Al ser un exfoliante de construcción adaptada a la persona, lo hace extensible a cualquiera.

Las sales del Himalaya contienen 84 minerales y nutrientes. A través de la ósmosis natural van penetrando en nuestro cuerpo para activar los mecanismos curativos naturales que reequilibran el ph de la piel. Las sales en estado puro están libres de toxinas y sustancias contaminantes y que no han sido sometidas a ningún proceso. Están disponibles en varios tamaños de cristal para poder ser aplicadas en distintas zonas del cuerpo y para hacer exfoliaciones más o menos profundas en función del lugar y del estado de la piel.

También está disponible la versión facial acompañada con mascarilla de ácido hialurónico y masaje #shiatsú.

Realizar esta terapia ayuda a relajar la mente y el cuerpo y proporciona vitalidad a la piel. Tonifica los tejidos, mejora la microcirculación sanguínea favoreciendo la eliminación de toxinas. Con la ayuda del masaje mejoramos el dolor muscular y articular, por lo que hace de este servicio tan sencillo un gran tratamiento para mejorar cuerpo y mente.

¿Te animas a probarlo?

Saluditoos!

Abrir chat