El colágeno es la proteína más abundante de nuestro cuerpo y el constituyente básico de nuestra piel. Se encuentra de manera natural en nuestro organismo y genera fibras muy resistentes y flexibles, que forman parte también de cabello, uñas, ligamentos, cartílagos o huesos.

A partir de los 25 años, comienza el proceso interno de envejecimiento. No lo notamos a simple vista ni de un día para otro, pero la producción natural de colágeno que cumplía nuestro organismo, empieza a deteriorarse. Varios estudios señalan que, a medida que envejecemos, perdemos alrededor de un 1,5% del total cada año y a los 40, producimos la mitad de colágeno que en la adolescencia. Además, éste se produce cada vez en menor cantidad y su calidad es peor.
Esto hace que, a nivel cutáneo, aparezcan dos enemigos claros de la piel: la pérdida de firmeza y las arrugas. Por eso, es importante que tomemos medidas para estimular la producción de colágeno y tener hábitos de vida saludables que, aunque no lo creas, ¡también influyen en su pérdida!


La Cápsula del Tiempo te ofrece varias ayudas para evitar su pérdida y mantener su conservación:

1# Soluciones tópicas y masajes

El colágeno es uno de los activos más usados en cosmética. Por ello, encontrarás cremas, ampollas, mascarillas y otros tratamientos, con un alto contenido en esta proteína. Generalmente, estos cosméticos suelen usarse para reparar los daños producidos por la pérdida de colágeno, ya que normalmente, esta molécula no suele traspasar las capas más superficiales de la piel.
Los masajes faciales, entre otros beneficios, activan la circulación, por lo que también favorecen la creación de colágeno y elastina.
En BDR incorporamos activos dermocéuticos de última generación, como el Matrixyl, que es un activo de uso médico, con un peso molecular muy bajo, que permite traspasar a capas profundas de la piel, consiguiendo una activación de regeneración de los fibroblastos que son los responsables de la creación del colágeno y la elastina.


2# Soluciones médico-estéticas

Existen tratamientos que, además de combatir los efectos de la falta de colágeno, fomentan su producción y la de su aliada más infalible para mantener la tersura de la piel: la elastina. La mesoterapia facial es uno de los tratamientos más efectivos, al tratarse de un tratamiento profundo, que nutre la piel a nivel celular.


3# Una buena alimentación

Una dieta sana y equilibrada también contribuye a la producción y conservación del colágeno, incorporando a nuestra alimentación alimentos ricos en esta proteína carnes como la de pollo, vaca o pavo, son muy recomendables; así como también lo son los pescados, los huevos y los frutos secos. También hay alimentos que ayudan a la producción del colágeno y previenen su deterioro, como la gelatina (que posee casi un 90% de la proteína derivada del colágeno); las frutas ricas en vitamina C, el tomate o el té, que posee catequinas (activos antioxidantes muy potentes). En este apartado recordar que nuestro Entrenador Personal puede ayudarnos y nos ayuda con sus post sobre alimentación.


4# Evita los malos hábitos

El tabaco acelera el proceso de envejecimiento y, por tanto, una de sus consecuencias, es que destruye el colágeno y hace que su calidad sea mucho menor. El estrés o la falta de descanso, también pueden conllevar una producción deficiente de colágeno y acelerar su deterioro.


5# Protégete del sol

Un exceso de sol puede deteriorar el sistema inmune destruye el colágeno presente en la piel, lo que la arruga y hace parecer envejecida. La mejor manera de evitarlo, es la prevención: usar protección solar incluso en invierno o evitar la exposición a las radiaciones en las horas centrales del día en verano, son algunas de las medidas que puedes tomar para evitar que el sol cause daños en tu piel.

También puedes tomar colágeno vía oral asegurándote una dosis diaria correcta y sin déficits. En nuestra tienda puedes encontrar colágeno hidrolizado marino que puedes recibir directamente en tu casa. Colágeno Arôms .


Saludioos!

Abrir chat