Hoy hablaremos de la primera fase del tratamiento de la Cápsula del tiempo. Ésta consiste en una exfoliación dermacéutica y un dermopeeling que se llevan a cabo después de una limpieza previa de la piel con dermacéuticos, con los que conseguimos que no se altere el PH de la piel porque no llevan ni jabón, ni alcohol, ni aceites minerales.

EXFOLIACIÓN DERMACÉUTICA

La exfoliación es un proceso natural de la piel en la que se elimina las células muertas de la epidermis. Este proceso lo conseguimos de forma artificial mediante el uso de la dermacéutica para obtener un rejuvenecimiento facial y eliminar esas escamas o células muertas de la piel, así mejoramos el aspecto de ésta, disminuimos las arrugas y eliminamos manchas. Es un paso muy importante a la hora de cuidar la piel, especialmente en las zonas más expuestas a la contaminación del ambiente como pueden ser la cara o las manos.

Las cremas que utilizamos en este proceso son productos dermacéuticos que nos ayudan a eliminar las impurezas de nuestra dermis, realizando una limpieza profunda; dependiendo de la zona a purificar, el grano será más o menos abrasivo y de menor o mayor tamaño.

DERMOPEELING

Respecto al dermopeeling que también llevamos a cabo en esta fase, consiste en la eliminación de imperfecciones y el favorecimiento de un color uniforme. Consigue una disminución de las arrugas, una piel rejuvenecida y bien hidratada, con una secreción correcta de grasa y una buena consistencia y luminosidad.

Normalmente se utilizan diferentes ácidos (glicólico, hialurónico, salicílico, mandélico, etc.) en función de los resultados que se busquen, del tipo de piel, del estado cutáneo, de la edad y del historial clínico.

Este tratamiento corrige las arrugas, trata el acné y sus secuelas, el envejecimiento cutáneo, la flacidez, la piel fina y rugosa, la piel grasa. etc.

Ante cualquier duda, contacta con nosotras. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

Saluditoos!

Abrir chat