¿Eres de aquellas que cuando abres el armario lo tienes a rebosar de ropa y  no sabes que ponerte? Es un poco lo que nos pasa a todo el mundo porque no sabemos sacarle partido al fondo de armario e incluso a la organización. 
Cuando tenemos demasiada ropa lo que suele ocurrir es que cogemos la ropa que esta  la primera de todo, cogemos, lavamos y volvemos a poner en el mismo sitio del armario.

Otro de los principales errores que se cometen es adoptar el síndrome de Diógenes que nos lleve a mantener hasta la primera camiseta que nos pusimos con 15 años…
Aunque siempre es bueno mantener ciertas prendas que formen parte de nuestra historia, hacer una revisión cada cierto tiempo nos permite ajustar mejor lo que queremos renovare también nuestra forma de vestir. 

Cada fondo de armario es un mundo, cada persona es única  y cada una tenemos una rueda de la vida, es decir, que depende del trabajo que tengamos lo que hacemos durante el día día, si tienes reuniones o eventos, varia bastante, hay que ajustarlo a nuestro estilo de vida, nos permitirá estar siempre bien vestidos, eligiendo la ropa más adecuada para cada ocasión . 

Algo importante es aprender a combinar y más aprender a comprar. A la hora de escoger el vestuario conviene hacerse el siguiente tipo de preguntas ¿qué clase de prendas realmente necesito?¿cuales son aquellas que me permiten realizar más combinaciones?¿cuales son las que me sientan mejor?¿que colores me favorecen?¿que estilo es más acorde con mi personalidad?¿que complementos me resultan más útiles? ..la respuesta correcta a alguna de estas ideas te puede ayudar a sentirte más segura a la hora de abrir tu armario y saber qué escoger. 

Las prendas deben ser lo más intemporales posibles y de la mejor calidad posible.Deben ofrecerte un gran numero de combinaciones y con las que nos sintamos identificadas y que puedan adaptarse a diferentes situaciones. 
Junto a ellas, claro está, tampoco pueden faltar modelos destinados a las grandes ocasiones. Las autenticas joyas que reservamos para sentirnos más guapas, así como los complementos que enriquezcan nuestro estilo y se ajusten a nuestra forma de vestir. Y por último, aunque es importante mantener el estilotambién conviene ser un poco ecléctico, junto con ropa y complementos más conservadores. 

Debemos analizar el armario; para ello sacamos lo que tenemos encima de la cama, este ejercicio nos llevara tiempo y paciencia. Una vez que hayas seleccionado con criterio y decisión lo que te quedas y lo que retiras es importante que esto último no vuelva a entrar en el armario. Si te encuentras con un montón de ropa y no sabes que hacer con ella, puedes darles salida al arreglar y personalizar las prendas, ya que de esta forma ahorraras mucho dinero. También puedes donarla.
Colocar todas las perchas mirando al mismo lado, que sean de la medida de nuestra ropa y si son de madera y todas iguales mejor. Camisas y americanas abrochadas siempre para que no se descuelguen. 


A continuación, voy a exponer los básicos que considero nunca deben faltar  en ningún armario. Los adaptaremos a nuestro estilo particular. 
 Es fundamental tener camisas, una blanca y una negra y si es media mango o manga larga mucho mejor, nos pueden servir cuando haga frió o mejor tiempo remangándola, con accesorios para ocasiones más formales, pero también en nuestro día a día camisas no pueden faltar. Y si quieres darle un toque sensual desabróchate los botones superiores . 


Los vaqueros se ha convertido en una prenda imprescindible en cualquier armario. Mi consejo es que encuentres un modelo que te favorezca. Te puede salvar en cualquier situación tanto de noche como de día. 


Un vestido negro también llamado LBD  es un elemento imprescindible. Busca el modelo que mejor se adapte a tu anatomía y son perfectos para el día como para la noche. Puedes combinarlo tanto con una chaqueta de vestir con tacón o con una cazadora vaquera y unas bailarinas. 


Falda tipo lapiz. Es una prenda que es mejor en color neutro o negro ya que te puede servir, tanto para salir por la noche como para ir a la oficina. 



Las gabardinas, parka militar y la chaqueta de cuero son otras piezas que no me quito de encima. 


Un buen abrigo es esencial para completar el estilismo perfecto en los meses de frío. La elección más segura es escoger un color negro, ya que podrás usarlo tanto de día como de noche. También el camel y el gris serán perfectos. 


Jerseys de punto. Te van con cualquier prenda ,faldas, pantalones ,chaquetas…Mejor en colores básicos como beige, azul marino y negro. También puedes combinarlo con collares si el escote es de pico. 


Zapatos.  Lo ideal es hacerse con unas cómodas bailarinas, sandalias planas, botas altas, zapatos clásicos negros de tacón y unas deportivas. 
Los complementos gafas de sol ,reloj, pendientes, anillos, pulseras, son los que determinar  el resultado positivo  o negativo de un look.