¡Muy buenas! Por aquí vuelve vuestro Personal Trainer, espero que os gustara el anterior post, y os sirviese, para fijar todas las ideas y conceptos explicados, sobre la dieta hipocalórica. 
Ya sabéis que cualquier duda, os podeís poner en contacto conmigo mediante mi correo electrónico pt_88@outlook.es o mi whatsapp 659 42 62 55. Donde, os responderé sin problema a las dudas que os puedan surgir.
                                                         
Además sabéis que, podéis contratar mis servicios haciendo click en la pestaña “Lifeform”, empresa en la que trabajo y en la que preparamos físicamente a la gente para las distintas oposiciones: bomberos, polícia, etc. Al igual, que también ayudamos a la gente a ser más activa físicamente, perder peso, preparar alguna carrera… Cuéntanos cuál es tu objetivo, y nos pondremos manos a la obra.
Bien, hoy quiero dedicar el post a algo que a todos nos gusta y disfrutamos: las vacaciones de verano. Llevo tiempo en el mundo del entrenamiento personal y hay dos períodos claros en los que la gente nos dejamos llevar en la alimentación, y al final se acaban pagando esas consecuencias en forma de kilos.
Estos dos períodos son:
  • Navidad
  • Verano
Nos vamos a detener en este último que es el que nos viene ahora. Aunque, la mayoría de los consejos podrían ser extrapolables al otro período también.
Antes de nada, soy el primero que cree que las vacaciones están para disfrutarlas y descansar, lo que pasa es que con esta afirmación muchos y muchas creen entender: ¡Vale!, me voy a poner como Hansel y Gretel, y me voy a mover menos que una farola…
Esto no debe ser así, si hemos estado cuidándonos todo el año, por una semana o dos… y nos ponemos como el botijo de casa de la abuela xD .
Os traigo una pequeña lista con una serie de puntos a tener en cuenta estando de vacaciones que nos pueden ayudar a mantener el peso, la salud, y disfrutar igualmente.
  1. Que estés de vacaciones, no significa que debas dejar de entrenar, y realizar actividad física, y aún menos si te gusta. Puedes bajar la intensidad, o el volumen de entrenamiento, pero puedes seguir entrenando, siempre hay gimnasios, o rutinas que podemos hacer en casa como las que he ido subiendo al blog.
  1. Bebe agua, abundantes líquidos, con el calor, el sol, es muy fácil deshidratarse, lo que puede producir mareos, dolor de cabeza, etc. Ten siempre cerca una botella de agua, té o infusión con hielos, etc.
  1. Mantente activo ¡es muy fácil! Aprovecha cualquier momento para moverte un poco, el cuerpo y la mente te lo agradecerá. En la playa da un paseo por la orilla, mientras tomas el sol, hazte unos largos en la piscina o juega con tus hijos un rato. Dejad el coche e id andando a los sitios y daros un paseo después de cenar. 
  1. En cuanto a las comidas y cenas; si lo haces tu mismo controlas lo que cocinas, pero si vas fuera siempre hay opciones saludables como frutas, ensaladas variadas, pescados al horno… Tenemos mucha variedad en la gastronomía para poder elegir. Eso sí, si un día te apetece una pizza cómetela.
  1. Relájate, disfruta y descansa. Nos lo merecemos, te lo mereces, y tu familia, y tu cuerpo te lo agradecerán. 

Lo que quiero decir es que estando de vacaciones tiene que haber variedad y equilibrio. Si me apetece un helado, me lo como pero no todos los días. Quiero que aprendamos a distinguir los caprichos de la gula y del hambre emocional, del que os hablaré más adelante.

 Un abrazo, y seguimos mejorando.

“EL FRACASO NO ES LO OPUESTO AL ÉXITO, SINO QUE FORMA PARTE DEL MISMO”.  

Abrir chat