¡Muy buenas Fitfam!
Seguimos centrándonos en los aditivos, etiquetado de los productos, y todo lo relacionado con supermercados, que parece que os están gustando este tipo de post. Anteriormente, hablamos del E-621 (Glutamato monosódico) y del aceite de palma presente en muchísimos productos de casi nuestro día a día. 
Y ya era hora de fijar la vista, y el punto de mira en algo que muchos me preguntáis y no es otra cosa que: nuestro amigo “el azúcar”.
Pues bien, ¿Qué es?, ¿es perjudicial? ¿Qué dosis es la recomendada? ¿Qué efectos puede producir su consumo a largo plazo? ¿Qué hago para moderar ese consumo?, son preguntas que vamos a ir contestando a lo largo del post. 
El azúcar es un cuerpo sólido blanco, que se encuentra cristalizado, forma parte de los hidratos de carbono, es soluble en agua, y se caracteriza por su sabor dulce. El término suele usarse para nombrar a la “sacarosa”, que es el azúcar común, formado por una molécula de fructosa y otra de glucosa. 

¿Es perjudicial?, bien tampoco hay que ser alarmistas, como tendemos a ser, pero por supuesto que no es recomendable, porque no nos aporta nada, más que dulzor, placer al paladar instantáneo, y además puede llegar a ser adictiva. El consumo ocasional, si tienes una dieta equilibrada, haces deporte, y te mueves no te va a suponer un problema serio, ni a nivel de composición corporal, ni lo importante, de salud. 
No estoy de acuerdo con la frase HAY QUE COMER DE TODO, porque no es verdad, no hay que comer de todo, no se debería comer fritos, ni azúcares, ni aperitivos procesados, etc. Por eso, el “malestar” que tengo con esa pirámide nutricional en la que la punta es este tipo de productos, los cuales no deberían estar.
Que por comerlos de vez en cuando no “pase” nada, no quita para decir que son perjudiciales, que no se deberían tomar, y que en ningún momento podrían estar incluidos en un estilo de vida saludable, y en una dieta equilibrada.  Aunque por supuesto, todos los consumimos de vez en cuando, pero no deberían aparecer en ningún esquema o información relacionada con una dieta equilibrada y saludable.
¿Qué dosis es la recomendada?, pues más claro imposible, ¿recomendada? azúcar como tal NINGUNA. No deberíamos tomarla como algo diario, porque además tenemos que tener en cuenta que el problema no es la cuchara que le pongo al café o al yogur; el problema radica en la cantidad de azucares añadidos que llevan casi todos los productos de los supermercados
Por supuesto hablo de azúcar libre, no del azúcar presente en frutas, verduras, y ALIMENTOS, COMIDA REAL, dónde es distinto, porque ese azúcar conlleva nutrientes, antioxidantes, fibra, que nos van a proporcionar beneficios.  
En principio, la OMS recomienda unos 50 gr de azúcar diarios, en ADULTOS, dónde estaría incluido todo tipo de azúcar, tanto las calorías vacías (azúcar libre en bebidas procesadas, café, productos procesados, fruta, verdura…).
¿Qué problemas o consecuencias puede generar a largo plazo?,  a la larga puede producir gran cantidad de problemas, pero los más serios, o importantes a destacar desde mí punto de vista serían:
  • Inhibe el sistema inmunológico y debilita las defensas
  • Destruye el equilibrio de los minerales del cuerpo e interfiere en la absorción de calcio y magnesio
  • Predispone al aumento de peso y a la obesidad, haciendo los alimentos palatables, y adictivos
  • Aumenta la insulina 
  • Puede producir diabetes

¿Qué hacer para moderar su consumo?, hay que ser consciente de que como he dicho antes el problema no es la cucharada que tomas con el café o con el yogur. Sino que hoy en día, tendemos a comer demasiados procesados, productos embasados que la mayoría ya de por sí, sin ser dulces contienen azúcar.
Debemos fijarnos en las etiquetas de los productos, y ya no solo en los macronutrientes dónde nos diga hidratos de carbono, de los cuáles azucares tanto, sino en la lista de INGREDIENTES, que es dónde aparecerá realmente el azúcar como ingrediente.
Porque en el otro caso, puede ser azúcar del propio alimento, cómo puede ser la fruta, la verdura, etc, pero como es he comentado antes, éste azúcar viene con nutrientes, fibra, antioxidantes, y no son calorías vacías. Intentad ocupar esos 50 gr diarios de azúcar con estos ALIMENTOS y no con los productos.
Por tanto, para evitar el consumo excesivo de azúcar:
  1. Comer COMIDA REAL, ALIMENTOS, menos etiquetas, y más MERCADO.
  2. Leer la lista de los macronutrientes y sobre TODO los INGREDIENTES donde aparecerá si lleva azúcar o no, cuánto más atrás aparezca, menos cantidad de azúcar llevará.
  3. Tened presente, que el azúcar puede aparecer con distintos nombres: azúcar, glucosa, fructosa, sacarosa, lactosa, casi todos acaban en “osa”.
  4. En general, más de 15 gramos de azúcar por cada 100 gr de producto se considera alto en azúcar.
  5. Y tened en cuenta que si compráis yogures, quesos, etc aparecerá lactosa que es el azúcar de la leche, pero eso es apto, lo que tendréis que buscar en ese caso es que NO salga azúcar en la lista de ingredientes, y para la fruta lo mismo con la fructosa.

Espero os haya servido, cualquier duda ya sabéis que la podéis dejar en los comentarios, mandarme un correo, o escribirme por instagram: @Coke771.  Recordad que os podéis poner en contacto conmigo vía web, desde la pestaña de LIFEFORM, o a través de mi teléfono 659 42 62 55. 
¡Vamos a comernos otra semana! Sonrisa en la boca, y adelante. 

“EL ÉXITO NO ES LO OPUESTO AL FRACASO, SINO QUE FORMA PARTE DEL MISMO”. 
Jorge Hernández Acha

Abrir chat