¡Muy buenas Fitfam!, 
Se acaba el verano y las vacaciones y quizás nos hemos descontrolado un poco con la alimentación.
Seguro que hemos pecado más de la cuenta y se nos han acumulado unos kilos encima. Pero, ¡eh! lo que hemos disfrutado no nos lo quita nadie y tampoco hay que tirarse de los pelos, empezar a ayunar, quitar los hidratos de carbono y alimentarse a base de pepino.
Trabajo en varios gimnasios y hay dos fechas en el año que los clientes acuden en masa, y “aterrorizados”, y con propósitos nuevos y renovados. 
Y estos dos momentos, no son otros que Septiembre, después del verano, y Enero, después de nuestras queridas y glotonas fiestas de Navidad.  A todos se nos ha ido de las manos estas fechas…
¿Solución? ¿Qué vamos a poder hacer? ¿Ayunamos? ¿Me mato a hacer aeróbico en la cinta, elíptica o derivados? ¿Destierro los hidratos? Los que me leéis habitualmente sabéis que no soy nada partidario de los cambios bruscos ni para bien, ni para mal, en ningún ámbito. Lo que fácil viene, fácil se va…
Os voy a dar una serie de consejos y pautas a seguir que os ayudarán a tener éxito en estos propósitos y no perdernos por el camino por culpa de la ansiedad.
1. Ponte metas realistas a largo plazo. Ponte pequeños objetivos a medio corto plazo, para que al ir consiguiéndolos, se vaya manteniendo la motivación en lo que estamos haciendo.
Si soy una persona que no ha corrido en su vida no puedes ponerte correr una maratón en noviembre porque no lo vas a conseguir. Es imposible llegar a ese objetivo en tan poco tiempo. 
Lo mismo ocurre con el tema de la pérdida de grasa. No nos podemos marcar perder 12 kg en 2 meses. Aunque se pudiera conseguir, no es adecuado para la salud y efecto rebote está asegurado al volver a comer «normal». Márcate, perder 300-500g semanales. Las primeras semanas bajaremos más peso que en  su mayoría serán líquidos y glucógeno. Los hidratos retienen agua, por eso al BAJARLOS, NO AL ELIMINARLOS perderemos más peso.
En el caso femenino debemos tener en cuenta la retención de líquidos en vistas a la menstruación. Es mejor hacer el checking una semana después.
2. No elimines ningún macronutriente. Necesitamos todos los macronutrientes para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo, y desempeño diario. Lo que variará será la cantidad de cada uno, según el día, el objetivo, y la planificación pautada. Siempre que podáis acudir a un especialista, que os guíe y os aconseje en vuestra “aventura”.
3. Planea una dieta hipocalórica. Si no os acordáis, como plantear la dieta hipocalórica revisar los post anteriores, en los cuales os explico detalladamente los pasos a seguir, a la hora de diseñar nuestra planificación para la pérdida de grasa.
4. Entrenad fuerte y con pesas. No tengáis miedo a poneros como Hulk por acercaros a la zona de peso libre, mancuernas y demás hábitat del macho cabrío fitness. Esa zona también es para mujeres y os va a ayudar a veros más estilizadas, mantener la masa muscular y va a traer infinidad de beneficios a nuestro cuerpo.
Olvidaros de las sesiones interminables de cardio y adentraros en esa zona. Usad mancuernas, barras y movimientos básicos como el press banca, press militar, remos, sentadillas, peso muerto, hip thrust, y metedle peso. Me lo agradeceréis….
5. Usa el cardio como complemento de la dieta y del entrenamiento de pesas. Para aumentar el gasto calórico del día. Pero no os metáis sesionesinterminables y aburridas de 1h corriendo en la cinta o en la eliptica. Es más, yo me basaría sobre todo en el entrenamiento de pesas, dieta, e intentaría aumentar el NEAT (es decir, la actividad diaria).
Ir al trabajo andando, subir por las escaleras, sacar al perro, volver andando, ir a comprar andando… De esta forma, estaremos activos, y aumentaremos el número de calorías sin la necesidad de “sufrir” esas interminables sesiones de cardio que NO HACEN FALTA.
Con esto no quiero decir que si te gusta no puedas salir a correr, o montar en bicicleta, por supuesto que sí, la cuestión es que hagas dieta, o mejor dicho ESTILO DE VIDA, te muevas, seas activo y lo combines con gimnasio para mantener masa muscular, mejorar equilibrio, evitar osteoporosis, etc.
Lo que me refiero, es que sino te gusta el cardio NO LO HAGAS, no es imprescindible, de verdad. Es bueno porque nos ayuda a mejorar la salud cardiovascular y tiene otros beneficios pero los cuales los podemos obtener también siendo más activos en nuestro día a día, sin necesidad de dedicarle un tiempo exclusivo.

Como conclusión y espero que os ayude Fitfam. Las claves son paciencia, constancia y cobinar un estilo de vida saludable. con la dieta hipocalórica, ejercicio de pesas manteniéndonos activos durante el día, e incluso incluye de vez en cuando ejercicio de alta intensidad. Todo suma. 
El conjunto de todo hará que nuestra planificación tenga éxito; y sobre todo DISFRUTA de lo que haces y del proceso.
Y si os apetece poneros e forma, perder esa grasilla, o ganar masa muscular, o tenéis otro tipo de objetivo no dudéis en poneros en contacto conmigo vía LIFEFORM, por Instagram (coke771), por correo pt_88@outlook.eso por mi móvil 659426255.

 ¡Vamos a comernos otra semana, sonrisa en la cara y adelante!.