Te pongo en situación.
La semana que viene tengo un par de eventos de esos a los que nos gusta acudir deslumbrante pero no sabes si pasarás mucho tiempo de pie o sentada y, por ello, el quebradero de cabeza se lo lleva el calzado.
En mi caso, 90% de las ocasiones, primero elijo que par quiero llevar y, a partir de ahí, elijo el vestuario.
Para estas ocasiones y siendo de caderas generosas, me encanta decantarme por un buen tacón pero, aquí aparece el dilema:
¿Durará mucho el evento? ¿Aguantaré todo el rato en tacón?
Y aquí, el tema central de este post: últimamente han surgido marcas de calzado que apuestan por tacones intercambiables, lo cual llama muchísimo mi atención.
La pionera en esto fue Tanya Heath Paris, la cual inventó el primer calzado de éste tipo, con un sistema de “clic” que hace que puedas pasar de un tacón alto a zapato plano con un solo gesto.
A raíz de su hallazgo, casas de calzado como Mossto, española y originaria de Albacete, continúan desarrollando esta tecnología.
La marca manchega apuesta por un sistema de imán que ayuda a intercambiar los distintos tacones, ofreciendo además una amplia gama de los mismos, pudiendo, incluso personalizarlos.
Por otro lado, y para el común de los mortales, podemos optar por el calzado de recambio…
Hace unos años, fueron muchas las marcas de calzado, complementos e, incluso, de ropa, que sacaron al mercado manoletinas plegables en bolsas monísimas y pequeñísimas que ayudaban con la misión de descanso de los pies…pero yo siempre he tenido el mismo dilema con ellas… ¿Qué haces con los tacones una vez te has puesto las manoletinas? ¿Los llevas en la mano?
Te voy a contar lo que yo suelo hacer…es aparatoso y poco práctico pero es mi solución hasta que pueda probar los tacones intercambiables. Además, para esta adicta al calzado, permite lucir dos pares de joyitas en una misma ocasión.
Y es que, como imaginas, tengo un par de bolsas bonitas, tamaño 40 de pie, y para cada evento, boda, bautizo, comunión, elijo 2 pares de zapatos, uno de tacón y otro en versión plana.
Y, a continuación, te voy a enseñar mi combo favorito:
Por un lado, tenemos un tacón importante, rosa chicle, de Gloria Ortiz, bastante cómodos. 
https://conzapatosyaloloco.blogspot.com.es

Por otro, su compañero plano, del mismo color, con una mariposa compuesta por flores de la misma tela que en zapato y abalorios negros en la parte frontal. Firmados por Sacha London.
 https://conzapatosyaloloco.blogspot.com.es/
Y tú… ¿Cómo te las arreglas? ¿Eres de tacón hasta que no puedes más, u optas por el plano desde el principio? ¿Has probado los tacones intercambiables?
Muchas gracias por dedicarme este ratito de tu tiempo.
Nos leemos, ¿vale?

Lucía