El pasado Noviembre, hace casi ya una año…tuve la oportunidad de viajar a Londres a visitar a unos amigos y pasar con ellos Halloween. La verdad que la fiesta que se montan allá con este motivo me encantó, pero no es de eso de los que os quiero hablar hoy.

Mientras nos recorríamos las tiendas de «chuches» y de complementos o disfraces me fui percatando de la moda curiosa de las inglesas. Creo que no soy la única que piensa que el street style de la gente británica es peculiar…

He visto chicas llevar gafas de pasta de colores sin cristales a modo de complemento, he visto chicas vestidas que parecían sacadas de una peli de los años 50, chicas que llevaban zapatillas Victoria con los calcetines de ganchillo que me ponía mi madre con 3 años… sí… esos que siempre se caían…
Pero algo que por mi profesión me llamaba la atención, es que la gran mayoría de mujeres que estuvieran en un rango de edad de entre los 15 años a los 45 llevaban las cejas SÚPER PINTADAS!.

En mis 11 años de experiencia laboral habré tenido que dibujar cientos de cejas a señoras que pasaban de los 50 años.
Recordemos que, allá por los años 20 cuando la sociedad decidió revolucionarse después de la guerra, las mujeres cogieron pinza en mano y eliminaron cualquier rastro de pelo facial en las cejas que no formara un perfecto arco de media punta.
Una moda que a día de hoy sigo sin entender. Las cejas son un punto fundamental del rostro y son MUY necesarias, por lo que llevarlas bien depiladas es fundamental.
Aún hoy, a veces me vienen al salón chicas que quieren que les deje las cejas así y mi intento de disuadirlas llega a tal punto que prefiero que se las hagan en otro lado, que dejarles con semejante chapuza.

Pero a lo que iba… las cejas pintadas de las británicas… una historia parecida… ¿Para qué? ¡Si no se necesita!

En este caso las chicas se pintan las cejas perfectamente… bueno en algunos casos…
Me tocó ver a chicas de pelo rubio (del de verdad), con las cejas pintadas de negro ( ¡%&$!), o chicas que decidían pintarse unas cejas que ya quisiera tener Groucho Marx, que por supuesto ya que se las pintaban se tenían que notar, así que porque no usar un color bien oscuro aunque se tenga el pelo claro… da igual!

La depilación en muchos casos era perfecta pero el pintado añadido creo que innecesario.
Me fui dando cuenta en que la publicidad que había de las firmas tipo H&M, Top Shop, Simon Baker…las modelos también las llevaban maquilladas. La modelo por excelencia en este tema es Cara Delevingne. La he visto en varias campañas publicitarias y en todas lleva las cejas remarcadas. Y eso que tiene cejas para dos vidas.

Decidí entrar en algunas perfumerías o droguerías tipo boots, y husmear en la sección de belleza donde pude comprobar la gran cantidad de oferta de productos para cejas que había. De todos los gustos, de todos los precios.
Como no me aguantaba la curiosidad les pregunte a mis amigas inglesas el por qué de esa moda y las chicas con las que andaban simplemente me dijeron: It`s cool!!!

Vale… pues será cool…

Aunque debo reconocer, que las británicas tienen algo que no tenemos en España y que trabajo a diario para que cambie, y son las buenas costumbres de limpieza e hidratación diarias mañana y noche y el preocuparse por tener un buen aspecto maquillándose a diario.
Aunque la moda de ellas sea maquillarse las cejas aunque no lo necesiten, todas ellas llevan la piel perfectamente maquillada y en buen estado, así como un suave maquillaje de ojos, pómulos y labios.
No hace falta maquillarse en exceso, de hecho, ni si quiera lo recomiendo, pero si me gusta la gente que a diario se da unos retoques de suave maquillaje para verse mejor.
¡En esto sí les doy 10 puntazos a las británicas! It`s cool!!

Saluditoos!